miércoles, 19 de noviembre de 2008

Estilistas vs Peluqueros: ¿Cuál es la diferencia?


Muchas personas caen, frecuentemente, en el error de confundir a un estilista con un peluquero o viceversa; otras pueden llegar a pensar que no hay diferencia entre ellos.

Resulta importante destacar que sí existe una diferenciación entre estilistas y peluqueros y ésta radica en sus diferentes funciones. Un estilista se encarga de estudiar los rasgos faciales, la personalidad y el estilo de vestir de la persona que va a atender para así poder adaptar las últimas tendencias de moda en peluquería a su rostro y tratar de dar a su imagen el mayor atractivo posible. El trabajo del estilista es tratar de disimular los puntos débiles que pueda tener un rostro, y resaltar los puntos fuertes que puede ser acentuar una mirada, una nariz, una boca. "Analizar al cliente, conocer sus facciones y tratarlo de forma personalizada es el secreto de un estilista. Su obligación es aconsejar no solo realizar lo que el cliente quiere", afirma la estilista Nelly Cobos de la Peluquería Ebano.

El peluquero se encarga de que las pautas del estilista se realicen a la perfección y de una manera impecable. Sin embargo, eso no quiere decir que no existan buenos peluqueros con gusto y estilo que puedan llegar a aconsejar tan bien como un estilista en materia de color, volumen o estilos de cabello.

Al conocer las diferencias, también es necesario saber reconocer los buenos y los malos estilistas. Un buen estilista es aquel que no se deja llevar por su propio gusto. "Los buenos estilistas son aquellos que entendieron que su profesión consiste en hacer que las mujeres u hombres estén felices. Y la moda en esta filosofía es un accesorio, no quiere decir que porque se usen flequillos les voy a hacer flequillo a todas las mujeres que vengan", explica la estilista.

Otro punto importante es la interactividad y el dialogo entre el cliente y el estilista. "Muchas mujeres vienen y se quieren parecer siempre a alguien que no son ellas. Lo que es incorrecto, pues la fuerza de querer parecerse a otras terminan por perderse ellas mismas. Hay que ayudar a la mujer a encontrar un estilo y una personalidad que le sean propias", asegura Cobos, quien señala que cuando una mujer entra a un salón es fascinante verla caminar, mirar sus gestos, porque de esta manera, observándola, el estilista puede ayudarla a encontrar su propio estilo.

El salón de belleza ideal es aquel que sea atendido por gente profesional donde la clienta entra tal como está y la sientan al lado del estilista que está trabajando, así el profesional puede observar sus gestos, vestimenta, cómo se mueve. De esta maneta la puede clasificar dentro de cinco estilos de personalidades:

1.Mujer clásica, que lleva en general un taller, un prendedor, un pañuelo, está muy bien maquillada, su peinado siempre está firme.

2.Mujer elegante y que está a la moda. Es una mujer de entre 30 años y 50 años que va a combinar estilos: un saco clásico muy bueno, con un jean y zapatillas y muchos accesorios de moda.

3.Mujer natural/ecologista, que a los estilistas no les gusta mucho porque no nos rinde nada, no se maquilla ni peina nunca, de vez en cuando viene a cortarse las puntas.

4.Mujer Víctima de la moda, que si hay flequillo se hace flequillo, si el color de moda es el rojo se pone rojo, piensa que va a estar linda por estar a la moda.

5.Mujer camaleón que mezcla y tiene todos los estilos.

1 comentario:

Abraham Brites dijo...

¿Quieres obtener atractivos ingresos en dólares? Solo dedicando 5min de tu tiempo diario podras obtener entre $100, $500 o más dólares al mes.

Más Info AQUÍ.

Búsqueda personalizada