jueves, 30 de septiembre de 2010

merican Idol- Funny Auditions and Moments Season 9 2010


domingo, 26 de septiembre de 2010

Enfría las emociones ante una infidelidad

"Siempre tenemos la opción de continuar, en cuyo caso es importante practicar el perdón"



Cuando la relación amorosa se ve atacada por la infidelidad, sufre igual que un corazón infartado: el dolor es intenso, nada vuelve a ser igual y, durante la crisis, aparece la posibilidad de morir emocionalmente... pero también de vivir, incluso, en mejores condiciones.

Entre menos personas estén involucradas en el asunto es mejor, porque, después, no sólo tendrán que enfrentar el conflicto entre ambos -con el dolor y la angustia que les produce-, sino que tendrán que hacerlo con la opinión, los consejos y los comentarios negativos de los demás, producto del impacto de esta noticia en ellos.


La infidelidad es el resultado de conflictos no resueltos en la pareja. Y es ella y nadie más la que debe decidir si acabar o continuar con la relación. Es preferible evitar el tomar una decisión precipitada mientras ambos estén afectados porque pudieran equivocarse; es mejor darse el tiempo para analizar lo que pasó y sentirse dispuestos a reparar el daño o a propiciar un rompimiento sano.

A pesar de lo grave que nos parezca esta falta, es bueno tener presente que siempre tenemos dos opciones, terminar o continuar con la relación, en cuyo caso es importante practicar el perdón para sanar las heridas emocionales y evitar que el dolor se convierta en resentimiento dentro de nosotros; estar dispuestos a pasar la página, que significa romper con el círculo vicioso en el que podemos caer, al recordar constantemente lo que pasó& para dejar esa experiencia atrás, y evitar usar lo sucedido como un punto de referencia en adelante, para evaluar y juzgar todos los detalles del comportamiento y la actitud del que cometió el error.


Es aconsejable buscar ayuda de un buen profesional de la conducta para que los ayude a despejar las dudas que asaltan tanto a quien fue engañado como al que engañó, y para que los guíe durante el proceso de recuperar el amor y la armonía de la relación.

La única razón para continuar juntos después de una infidelidad es que el sentimiento del amor sea fuerte y ambos estén dispuestos a hacer cuanto sea necesario para recuperar y mantener la llama del amor encendida.

Claves para superar una infidelidad
Perdonar. Escojan un ejercicio del perdón que les sea agradable, y practíquenlo, al menos, por 21 días. Recuerden que no puede ser un perdón por conveniencia, tiene que salir desde el corazón, con el deseo de liberarnos de la carga de culpa, dolor y temor que cargamos.

Distraer la mente. El recuerdo constante de lo sucedido no nos permite perdonar y mucho menos darnos otra oportunidad. Cada vez que una imagen se presente, distrae tu mente, ponte en actividad y no profundices en ella.

Buscar ayuda. La terapia puede ayudarlos a identificar las causas de la infidelidad, lo que sucederá después de ella y lo que espera uno del otro. También les ofrece la posibilidad de hablar, buscar soluciones, perdonarse, reparar el daño y ubicarse en la realidad.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Claves para afrontar la dificultad

"A pesar de lo intensa que sea la presión sufrida debemos mantener la calma"

DOMINGO 19 DE SEPTIEMBRE DE 2010


1 Aceptar lo que no podemos cambiar
Practicar la aceptación sin hacernos muchas preguntas, especialmente de esas que no tienen una respuesta clara y satisfactoria en el momento, nos permitirá hacer algo concreto para afrontarlo y superarlo.

2 Canalizar las emociones negativas
Reconocerlas y aceptar que están presentes en nosotros hará que podamos canalizarlas sin que se queden represadas en nuestro interior convirtiéndonos en una olla de presión. Aprendamos a desarrollar nuestra inteligencia emocional

3 Mantener una actitud positiva
A pesar de lo intensa que sea la presión por los conflictos, debemos mantener la calma. Recordemos que las dificultades son parte de un proceso que nos mantiene creciendo y cambiando. Si continuamos viviendo los mismos dramas, tal vez sea porque aún no hemos aprendido la lección que la vida está enseñándonos.

4 Fortalecer la fe y el espíritu de superación
Confiando en Dios, y con una fe inquebrantable, enfrentemos la situación con la certeza de que no habrá obstáculos que no podamos superar. Cada uno es un reto y una oportunidad de mostrar nuestra determinación.
5 Reforzar nuestra estima
Rescatar el aprecio y el valor hacia nosotros haciendo contacto con nuestros talentos, dones y capacidades. Evitar pensar en las limitaciones, errores y fracasos del pasado.

6 Busquemos soluciones
En lugar de quedarnos pegados en lo que pasó, pensando en lo que pudimos haber hecho para evitarlo, sintiéndonos culpables, tratándonos con dureza o peleándonos con los demás, vale la pena movernos en busca de la solución. Probemos cambiar la forma en la que reaccionamos ante las situaciones que nos afectan.

7 Tomar responsabilidad sobre nuestras elecciones y acciones
La única forma en la que podemos terminar con todas aquellas situaciones que nos desaniman y nos hacen infelices es tomando la decisión valiente de cambiar nuestra actitud y comportamiento para terminar con ellas. Por eso, la mejor manera de mantenernos despiertos y concentrados es estar dispuestos a hacer lo que sea necesario para lograrlo.

8 Estar 15 minutos contigo mismo
Mi recomendación es que pongas tu despertador 15 minutos antes para no robarle tiempo a tus ocupaciones. Si dedicas esos primeros minutos de la mañana, cuando estás fresco y descansado, a meditar, esa pausa te va a recargar, porque en la pausa habita la serenidad y la fortaleza del alma.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Las golosinas más vendidas de la historia



Son los dulces más ricos y famosos. Todos los disfrutaron alguna vez en su vida. Estos son los mejores chocolates, chicles y barritas de todos los tiempos.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Claves para saber si le gustas

Hay veces, sobre todo cuando comenzamos a salir, en que es difícil saber si realmente le interesamos a un chico. Estamos nerviosas porque sabemos que no hay nada peor que dar el nosotras el paso, por ejemplo, para dar el primer beso, para luego verse rechazadas o por el contrario alejar a alguien que sí nos interesa porque nos comportamos demasiado frías. No queremos parecer demasiado arrojadas, pero por otro lado no queremos que piense que no nos interesa en absoluto. Y por supuesto que después de la segunda cita, puede sonar un poco abrupto el preguntar "dime si te intereso o no de una vez porque no quiero perder mi tiempo." Por eso no está de más tener unos tips para poder leer entre líneas si ese alguien realmente nos ve con ojos de algo más que amigos.

El lenguaje corporal muchas veces dice más que mil palabras y si aprendemos a hacernos lectoras conscientes de los movimientos de otros podremos ahorrarnos muchas decepciones, pues podremos saber qué está pesando y de igual modo reaccionar acorde a la circunstancia sin ser tomadas por sorpresa. Según Gregory Hartley, para Match.com en Yahoo!, interrogador de las Fuerzas Especiales del Ejército de EU quien escribió un libro para aprender a leer a la gente y comprender los mensajes que nos están dando con su leguaje corporal es fácil notar cuando le eres interesante a un hombre o no. Aquí sus claves:



- Nota si se acerca o aleja de ti al hablarte

Obviamente el acercarse a ti denota un deseo de intimidad, está dispuesto a dejarte entrar en su espacio vital. Por el contrario si siempre se mantiene a distancia entonces seguramente es porque no está buscando ese tipo de acercamiento. 


- Habla suave y pausadamente.

Cuando un hombre usa una voz más baja es un buen signo pues indica que lo que está diciendo es una confidencia sólo para ti, los hombres no hacen eso con mujeres que no les son atractivas de alguna manera, según Hartley. Claro que esto no es un dato si están en una discoteca y tienen que gritar ambos para ser escuchados.



- Su postura es más relajada, menos erguida.

Para Hartley, un hombre usa una postura muy masculina, recta y erguida para atraer a las mujeres desde la distancia. Pero una vez que está con una mujer que le gusta suaviza su postura, se encorva un poco y eso significa que se siente cómodo y seguro en tu presencia.



- Te mira a los ojos y no a la boca

Cuando un hombre te mira a los ojos está diciendo que le pareces increíble, pero si todo el tiempo que hablas ve tu boca, lo que realmente pasa es que está evadiendo tu mirada directa pero no quiere ser descortés. Por otro lado si mira más abajo, dice Hartley, puede que esté interesado en ti, pero no a largo plazo... ya algo que simplemente ha llamado su atención y tu sabes qué es.



- Está fuera de sintonía con tu propio lenguaje corporal

Cuando un hombre está interesado en ti suele imitar tus gestos o movimientos de una forma sutil. Una manera de probar esto es cuando le hables acércate un poco hacia delante y habla con las manos, si el hace los mismo o similar entonces es posible que esté simplemente esperando el momento correcto para hacer una movida romántica. Por otro lado si su posición no es de frente y más bien tiene un hombro hacia ti y te mira de lado puede ser que realmente no esté pensando en ti más que como una amiga.

viernes, 10 de septiembre de 2010

6 Pasos para fracasar en la vida

Si consideras que perteneces a una gran minoría por ser una persona equilibrada, exitosa y bien adaptada que celebra y comparte el logro de otras personas; porque eres solidario, tratas de ser justo, de mantenerte alegre y dispuesto a ayudar, no te preocupes, hoy te daré algunos consejos para que puedas ser igual que el resto y no te sientas como cucaracha en un baile de gallinas.

Piensa mal y acertarás. La verdadera fuerza reside en el pensamiento negativo. Piensa mal de todos, inclusive de ti mismo. No le concedas importancia a los demás. Si alguien hace algo bueno, piensa que para eso están pagándole; si te hacen un favor no lo aceptes, porque más tarde van a sacártelo en cara o van a cobrártelo doble. Nunca felicites a nadie, evita hacer comentarios alentadores a tus colaboradores, pareja o hijos, lo más seguro es que si lo haces, te pierdan el respeto.

Reacciona de inmediato. No des tregua, cero tolerancia. Critica, juzga y discute por todo. Si alguien te trata mal, reacciona con más fuerza, así serán dos gritándose, esta es la manera más fácil de pasar a la agresión física. Y no te preocupes, te sentirás mal, pero también el otro, de modo que lo que es igual no es trampa. Te convertirás en una persona amargada y aislada, sin sentido del humor, no tendrás amigos que te fastidien y, mucho menos, gente que confíe en ti en caso de necesidad.

Deja que los problemas se resuelvan solos. Lo mejor es no ocuparse de los problemas, que ellos van resolviéndose solitos. Lo que sí es conveniente es preocuparse. Siéntate a pensar en todo lo malo que puede suceder, así, sentirás pánico y una ansiedad que no te dejarán mover.

Siente lástima de ti mismo. Nada como pensar que nadie te quiere, que la gente se aprovecha de ti, que nunca has tenido oportunidades, que la vida es dura, que tú eres el único que trabaja y que los demás son unos inútiles con suerte.

El destino existe. Todo está escrito y en manos de la suerte. Siéntate en tu casa a ver televisión y espera que ya se presentará tu gran oportunidad. El trabajo es un castigo y si alguien lo puede hacer por ti, por qué amargarse.

Busca la aprobación de los demás. Olvídate de tus sueños, haz lo que otros te dicen. Sigue la moda, gasta lo que no tienes y endéudate. Tus amigos te aprobarán y admirarán. El único problema es que eso sucederá mientras dure la fiesta, después, seguramente, te dejarán solo.

Estos seis principios para empeorar nuestra vida muestran con claridad el control que tenemos sobre ella. Puede que no obtengas todo lo que quieres, pero puedes aprender a disfrutar, con una actitud más positiva, de lo que tienes y lo que haces. La felicidad y el éxito dependen de ti, deja de esperar, transforma tu actitud y toma el control de tu vida.

No quiero ir a clases

Se acabaron las vacaciones e inicia el período escolar. Conozca por qué esta transición puede afectar psicológicamente a niños y niñas, y cómo enfrentar los episodios de ansiedad, angustia e inseguridad que ocasionan en ellos y que podrían afectar su salud.
ermina la época de acostarse y levantarse tarde, de jugar sin límites de horarios, pasar tardes enteras viendo televisión, viajar y, en resumidas cuentas, de disfrutar de los días libres que brindan a los niños la tan anhelada temporada vacacional. Para los más pequeños de la casa, comienza el ajetreo escolar, que incluye conocer gente nueva en el colegio.
La presión de las obligaciones que conlleva el inicio de la rutina escolar agobia a los niños y a sus padres. La especialista en psicología infantil, Silvana Lorena Valenzuela, explica que el 8% de los niños con edades comprendidas entre los 5 y los 11 años sufren en alto grado de estrés al regresar a clases. "Aunque no lo creamos, en ellos surgen muchas dudas, comienzan a presionarse sobre cómo serán sus compañeritos y en el caso de que sean los mismos, si las relaciones con ellos serán iguales, se preguntan cómo será el nuevo régimen de disciplina, porque al pasar de grado los niveles de exigencia son mayores y ellos lo saben, cómo será su maestra y si los tratará con cariño".

El miedo a lo desconocido y las expectativas van en aumento semanas antes del inicio de clases. Pero el estado de ansiedad que en los niños despierta el temor a lo nuevo, se puede combatir con éxito y revertirlo de manera positiva para lograr grandes cambios en la actitud de los escolares, "existen hechos que pudieran motivarlos a regresar como lo son estrenar uniformes, bolsos, libros y útiles, lo que les crea una sensación de seguridad".

Señales de alerta
Dado que el estrés puede ocasionar desórdenes en el patrón de comportamiento de niños, la profesional señala que, generalmente, los síntomas en los pequeños varían dependiendo del núcleo familiar en el que se desenvuelven. Por esta razón, en ocasiones, no pueden ser identificados con facilidad por algunos padres. Es por ello que recomienda estar alertas ante los siguientes síntomas:

*Inapetencia o gula: dejar de comer o hacerlo en exceso.
*Episodios de rabia: las llamadas "pataletas" por cualquier motivo.
*Llanto incontrolable: Sin razones aparentes comienza a llorar.
*Insomnio o dormir en exceso: el niño duerme más de 8 horas y no tiene deseos de levantarse.
*Desánimo: no tiene ganas de jugar ni de salir, en fin, de hacer nada.
*Dolores corporales: en muchos casos, los pequeños experimentan dolores de estómago, cuello, hombros y espalda.
*Problemas de concentración: están retraídos y no prestan atención cuando se les habla sobre cualquier tema.

Algunos niños son más comunicativos que otros y expresan abiertamente su negación a regresar a clases, si es así, es posible que él mismo notifique las razones de sus miedos. La especialista subraya que los padres deben estar en observación constante de sus actitudes y si éstas se agudizan con el período regular de clases, se deben tomar otras acciones.

¿Qué hago?
El estrés es definido por la Real Academia Española como "tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves". La especialista, considera que éste es contagioso por lo que recomienda a los padres mantenerse relajados, "el estrés es energético y por ende, la probabilidad de que se replique en nuestro entorno es muy elevada. Si papá o mamá llegan muy cansados o bajo tensión por el tráfico, problemas en el trabajo, en las finanzas o cualquier situación, lo más probable es que se lo transmita a sus hijos". En este sentido, si usted identifica en sus hijos algún síntoma de estrés, acá algunos consejos profesionales para hacerle frente:

*Mantenerlos activos durante el período vacacional: sugiere inscribirlos en actividades complementarias, bien sean, deportivas o artísticas para mantenerlos en constante aprendizaje y movimiento. Si no cuenta con los recursos económicos, puede mantenerlos leyendo un libro y propiciar el debate de su contenido en familia para hacer el proceso más ameno.

*Prepararlos psicológicamente: conversar con ellos sobre la importancia del regreso a la escuela y establecer metas a cumplir y cómo alcanzarlas. Demostrarle su apoyo en todo momento.

*Escucharlo: si el niño le confiesa sus temores, intereses y expectativas, prestar atención a sus señalamientos y darles la trascendencia que merecen. *Observar y hablar: estar atentos a sus cambios de conducta y discutirlos sin regañar o castigar.
*Retomar los horarios de comida y sueño: este proceso se recomienda iniciarlo una o dos semanas antes del regreso a clases. Así, no serán bruscos ni repentinos los cambios en la rutina.
*Ser flexibles: no ser exigentes y dominantes reduce el nivel de estrés en el pequeño.

Cuando llegue el gran día, tener todo listo a tiempo para evitar que las prisas generen conflictos de última hora que ocasionen estrés en el adulto y por consecuencia, en el niño.

Casos críticos
Si al iniciarse el período escolar, el niño continúa presentando síntomas de no querer regresar al colegio los padres deben:

*Convertirse en amigos e incentivarlos a contar sus conflictos dentro de la escuela. Darle credibilidad a sus puntos de vista. *Acudir al colegio: reunirse con maestros para plantear el problema y así detectar cambios repentinos en el humor del escolar.
*Orientarlos: ayudarlos con los deberes y tareas escolares es fundamental para que sientan el apoyo de sus mayores.

Fotos asombrosas parte 53

http://cachondeo.com.es/wp-content/uploads/2010/09/accidentes-espectaculares.jpg





http://cachondeo.com.es/wp-content/uploads/2010/09/foto-familia.jpg
Foto familiar?




http://cachondeo.com.es/wp-content/uploads/2010/08/haciendo-el-cabra.jpg
http://cachondeo.com.es/wp-content/uploads/2010/08/Como_nace_un_paradigma.jpg
http://periodistapatoso.files.wordpress.com/2008/05/burning_of_the_life_journey_3.jpg
http://periodistapatoso.files.wordpress.com/2008/05/burning_of_the_life_journey_2.jpg
http://periodistapatoso.files.wordpress.com/2008/05/burning_of_the_life_journey.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_C_C9vMMGLoY/TB-fyCUp-EI/AAAAAAAAFnE/aB5MUM1_MtE/s1600/imagenes-curiosas-del-mundo_imagenGrande%5B1%5D.jpg
curiosas8.jpg


curiosas7.jpg
curiosas4.jpg
curiosas3.jpg
curiosas2.jpg

fotos_impactantes

teletubbie?

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
http://liberticiti.files.wordpress.com/2010/01/cachorros1.jpg





Las estrellas de Hollywood, como nunca se las vio... por el momento











 Herramienta Borrar de Photoshop | 40 imágenes sorprendentes


lunes, 6 de septiembre de 2010

La soja reduce los problemas para dormir en las mujeres mayores

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los compuestos similares al estrógeno que se encuentran en la soja ayudarían a las mujeres posmenopáusicas a dormir mejor, según un estudio pequeño.

Esos compuestos, llamados isoflavonas, se estudiaron para tratar distintos síntomas menopáusicos y problemas de salud frecuentes después de la menopausia, como el colesterol, el azúcar en sangre y la grasa corporal elevados, con resultados desalentadores.

El insomnio es muy común en las adultas mayores, escribió en la revista Menopause el equipo de la doctora Helena Hachul, de la Universidad Federal de Sao Paulo.

Para investigar si las isoflavonas serían beneficiosas, el equipo les asignó al azar a 38 mujeres posmenopáusicas con insomnio 80 miligramos (mg) de isoflavonas o de placebo durante cuatro meses.

A todas las participantes se les realizó una polisomnografía, que consiste en pasar una noche en un laboratorio del sueño para medir signos vitales, estadios del sueño y los movimientos. Es el estudio de primera elección para medir la calidad del sueño.

En el grupo tratado con isoflavonas, la eficiencia promedio del sueño (el porcentaje de tiempo que la mujer pasaba en cama durmiendo) pasó del 78 al 84 por ciento durante el estudio, mientras que en el grupo tratado con placebo creció del 78 al 81 por ciento.

El 90 por ciento del grupo tratado con isoflavonas tenía insomnio "moderado o intenso" al inicio del estudio, lo que disminuyó al 37 por ciento a los cuatro meses; en el grupo tratado con placebo, la cantidad de mujeres con insomnio bajó del 95 al 63 por ciento.

El equipo señala que entre uno y dos tercios de las mujeres posmenopáusicas tienen insomnio por distintos motivos.

Por ejemplo, durante las observaciones nocturnas al inicio del estudio, un cuarto de las participantes roncaba, varias tenían cinco o más apneas por hora, y unas pocas movían las piernas más de cinco veces por hora.

Dado que se desconoce la causa del insomnio en la posmenopausia, el equipo no puede explicar por qué la soja ayudó a descansar mejor a las mujeres tratadas con las isoflavonas.

Además, como el estudio fue pequeño, el equipo advierte que "no permite concluir que la soja beneficiaría a todas las mujeres por igual".

Aun así, los autores concluyen que, dado que el insomnio afecta a tantas mujeres durante la menopausia, "el tratamiento con fitoestrógeno debería ser una opción para mejorar la calidad de vida de las pacientes".

FUENTE: Menopause, publicado online 19 de agosto del 2010

Algunas formas de lucir más joven

Todas queremos lucir más jóvenes. La presión la sentimos a partir, digamos, de los cuarenta años cuando, en términos generales, empezamos a estar pendientes de no envejecer. Nos pasa, aunque no nos guste, porque no somos inmunes a la publicidad, a la moda y el aspecto de las modelos, a las costumbres en boga y a los códigos de una sociedad que endiosa la juventud. De paso, la sociedad va perdiendo el respeto por la edad y la experiencia de los mayores en las que se han basado la mayoría de las culturas del planeta desde que el mundo es mundo, de modo que es casi un estigma envejecer.

Llegadas a este punto, podemos sentarnos frente a un espejo y ponernos a llorar mientras contamos las arruguitas que nos han ido apareciendo, escondernos en la playa por ese poco de celulitis inevitable, vestirnos de negro para parecer más flacas (aunque seamos como Olivia la novia de Popeye) o entrar en el círculo perverso e inútil de las cirugías presuntamente rejuvenecedoras para tener, inevitablemente, cara y cuerpo de operadas.

También podríamos parar los relojes con la ilusión de que el tiempo no pasara. Sería inútil. El tiempo está allí, quieto, las que pasamos somos nosotras. Nos queda entonces el recurso de ser inteligentes y hacer todo lo posible para lucir más jóvenes sin llegar al disparate, sin operarnos y sin ser patéticas por pretender competir con nuestras hijas adolescentes.

Algunos trucos rejuvenecedores

- Mantener la piel limpia con cremas limpiadoras y productos exfoliantes y usar, con constancia, cremas humectantes y nutritivas. Parece elemental pero no lo es. Todas creemos que vamos a ser jóvenes siempre y no cuidamos la piel desde la juventud. Cuanto antes se comience, mejor. Hoy día, muchas marcas tienen claramente marcadas las edades a las que se dirigen los productos; usar el que corresponde a la edad ayuda a mantener la piel joven y luminosa.

- Cuidarse del sol para evitar manchas y deterioro de la epidermis. El mercado ofrece todos los grados de protección necesarios y siempre se deben usar los más altos en la cara y el cuello.

- Usar maquillajes livianos: sombras ligeras en polvo, base líquida en vez de compacta, polvos extrafinos, brillo labial. El exceso de maquillaje, cuanto más espeso peor, avejenta y resalta las fallas y arrugas.

- No dejar de hacer ejercicios variados: pilates, danza, natación, tenis, bicicleta. El ejercicio oxigena, rejuvenece y mejora la postura y el aspecto del cuerpo.

- Si las canas avanzan (algo que puede comenzar desde muy temprano) es mejor teñir el pelo con un color de base claro y agregar reflejos. El color muy oscuro y parejo endurece el rostro y agrega años. Un corte irregular y desmechado es más juvenil que un peinado rígido y formal.

- Salvo que sea indispensable para el trabajo, dejar de lado el look "trajecito formal" o pantalón oscuro, camisa y cardigan. Se vuelven a usar vestidos, ropas superpuestas, conjuntos engamados, suéteres de colores vivos. Las prendas flojas y en picos, el look "blando", las transparencias y los colores suaves combinados quitan años.

- Zapatos y accesorios hacen la diferencia. Muchas pulseras, aros grandes, sandalias bordadas, botas arrugadas y con tachas, bolsos grandes de color, todo contribuye.

Hacer lo posible por lucir más joven es muy recomendable. Pero, ¡cuidado! a no pasar los límites. Los años están, por suerte... y nada resulta más patético que ver a una mujer de 40 años vestida como su hija adolescente o una señora de 50 como una niña de 15. La prudencia mezclada con las ganas de divertirse un poco y el animarse a cambiar suelen dar la medida exacta. No hay que olvidar el contexto, el aspecto total de una misma y aquel dicho de las abuelas: "El mejor maquillaje es una sonrisa".
Búsqueda personalizada