jueves, 5 de febrero de 2009

Elaboración de jabón artesanal

En este artículo, te vamos a explicar cómo es la elaboración de un jabón artesanal ideal para todo. Este jabón artesanal tiene infinidad de usos, e inclusive, puedes desde curar heridas hasta dejar el piso como nuevo.


En este artículo, te vamos a explicar cómo es la elaboración de un jabón artesanal ideal para todo. Este jabón artesanal tiene infinidad de usos, e inclusive, puedes desde curar heridas hasta dejar el piso como nuevo.

Toma lápiz y papel y comienza desde ya a elaborar este maravilloso jabón artesanal.

Ingredientes

- Medio kilo de Hidróxido de sodio (soda cáustica).

- Tres litros de agua.

- Tres litros de aceite de oliva o girasol (sirve también el usado para cocinar).


Modo de elaboración

- Disuelve el Hidróxido de sodio (soda cáustica) con el agua.

- Cuando se enfríe el Hidróxido de sodio disuelto en el agua, llévalo a una bañera grande de plástico, colócate unos guantes, ya sea domésticos o quirúrgicos, y agrega poco a poco el aceite de oliva, con cuidado de no salpicar, pues el Hidróxido es corrosivo, además, debes tener paciencia pues tarda en cuajarse casi una hora; durante todo este tiempo le debes dar vueltas constantemente hacia la derecha, con una paleta grande y siempre en el mismo sentido, y poco a poco su consistencia se irá tornando más dura.

- Cuando el jabón artesanal se torne duro, añade la esencia que desees, puede ser de una planta, como manzanilla, así como de aloe vera.

- Seguidamente, y antes de que el jabón se torne duro del todo, colócalo en un cajón de madera, forrado con papel, y allí dentro deberás cortarlo en trozos para su uso posterior.

- Los dejas secar y ya tienes en tus manos un jabón artesanal.

Finalmente, el jabón artesanal es excelente para prácticamente todo:

- Para lavarse el cuerpo y las partes intimas.

- Para curar las heridas, pues es un desinfectante natural: mojas una gasita en agua hervida y la frotas en el jabón artesanal.

- Para lavarse el cabello, fortaleciéndolo.

- Para lavar la ropa blanca, dejándola brillante y suave.

- Para lavar los pisos, pues por su poder desinfectante, hará que tus pisos siempre luzcan como nuevos.

1 comentario:

OJOSHOJAS dijo...

Hola te escribo para felicitarte por tu blog y para invitarte al mío a mi sorteo. Verás que tengo una revista digital. Y ante todo soy ilustradora.

Espero que te guste un abrazo.

Búsqueda personalizada